Camino de Santiago en bicicleta: 5 razones para hacerlo

¿Te gustaría hacer el Camino? Te ayudamos
He leído y acepto la política de privacidad

La gente lleva recorriendo el Camino de Santiago desde hace más de 1000 años. Pero durante la mayor parte de esos 1000 años, la parte de caminar era necesaria. Los peregrinos que no podían permitirse un caballo, caminaban desde la puerta de su casa hasta el santuario de Santiago en Galicia (tradicionalmente, el Camino se realizaba desde el lugar donde se vivía hasta Santiago de Compostela).

Evidentemente, ya no nos limitamos a andar a pie, pero la tradición se mantuvo, y la gran mayoría de los "peregrinos" del Camino hacen ahora el recorrido a pie. En 2016, más de 250.000 personas obtuvieron su certificado de Compostela, y el 92% de ellas eran caminantes.

¿Pero sabes lo que hizo el 8% restante? Andar en bicicleta.

Por qué es mejor recorrer el Camino en bicicleta 

Recorrer el Camino puede ser especial, pero no es exactamente único. Cientos de miles de personas lo hacen cada año. ¿Ir en bicicleta por el Camino? Eso es mucho más raro.

Resulta que también hay beneficios prácticos de la fuerza de los pedales. Aquí algunas razones por las que deberías hacer el Camino de Santiago en bicicleta.

1. Tienes más tiempo

La más importante. Caminar significa que probablemente te tropezarás con Palas de Rei, Samos y O Cebreiro hacia el atardecer (probablemente cansado y con unas ampollas realmente épicas). Si vas en bicicleta, puedes acelerar las cosas, y a menudo llegarás a tu destino nocturno con mucho tiempo para relajarte. Date una ducha de vapor (antes de que se acabe el agua caliente del albergue) y echa una cabezada. O mejor aún, búscate un café en la plaza principal, pide un vino tinto y espera a que los peregrinos entren caminando.

2. Es más fácil para tus piernas

Dependiendo del tamaño de tus isquiotibiales, esto varía de una persona a otra. Recorrer el Camino en bicicleta es ciertamente más fácil para tus articulaciones. Pedalear cuesta arriba puede ser duro, pero caminar 100 kilómetros por un terreno ondulado es duro para las rodillas y los tobillos. Deja los bastones en casa y deja que tus ruedas soporten el peso.

 

3. Puedes explorar fuera del camino

El Camino es hermoso, pero es bastante lineal. La mayoría de los viajeros recorren las principales ciudades (Pamplona, Burgos, León, etc.) y siguen prácticamente el mismo camino trillado. Como se puede recorrer más terreno en bicicleta, se puede diversificar y llegar a pueblos más pequeños que la mayoría de los "peregrinos" nunca llegan a ver. Lugares como el castillo en ruinas de Clavijo (18 kilómetros al suroeste de Logroño) o el monasterio de Santo Domingo de Silos, cerca de Burgos. Llegar a estos desvíos a pie puede añadir días a tu viaje. ¿En bicicleta? Tal vez unas pocas horas.

4. El ciclismo ayuda a combatir el sobreturismo

Este es un punto importante. El éxito del Camino como destino turístico es estupendo para los pueblos de la ruta, pero es un poco como la construcción de una autopista de circunvalación: hay docenas de pueblos hermosos e históricos justo al lado del Camino que nunca ven un solo euro de los turistas. Unos minutos más de cabalgata cada día te permiten quedarte en pueblos vírgenes y poco concurridos, donde tu dinero puede ayudar realmente a los lugareños.

5. Verás más Camino

¿La última razón para recorrer el Camino en bicicleta? Obtienes literalmente más Camino por tu dinero. Un "peregrino" a pie necesita caminar un mínimo de 100 kilómetros para obtener su certificado de Compostela, y la mayoría de la gente no caminará mucho más que eso (a menos que sean masoquistas empedernidos). Para obtener el certificado de ciclista, tienes que recorrer un mínimo de 200 kilómetros. Eso significa que empiezas desde más lejos, en León. Es una experiencia del Camino más completa, y reparte el impacto financiero donde más se necesita. Sigues teniendo los hermosos (y muy populares) pueblos al final del camino, pero también verás cómo cambia el paisaje.

Conoce las diferentes rutas del Camino

¿Quiénes somos?

Somos una empresa que organiza el Camino de Santiago

Organizamos tu viaje de principio a fin para que todo sea ideal. Limítate a disfrutar de la experiencia: nos encargamos de reservar albergues del Camino Francés para ti, siempre con los mejores precios del Camino desde México.

Te ofrecemos todo lo que necesitas para que el Camino sea perfecto para ti.

Reservamos tus vuelos
Te aconsejamos sobre las etapas y los itinerarios
Reservamos tus alojamientos
A tu disposición 24 horas al día
Transportamos tus maletas cada día